Pranayama

Fuente: Etsy / Learning yoga living yoga

La palabra pranayama es la unión de Prana (respiración, aliento, vitalidad) y Ayama (longitud, expansión). Estas dos palabras juntas vienen a significar extensión en la respiración o control respiratorio.

Para la práctica del Yoga es primordial el control de las fluctuaciones de la mente, lo cual se consigue mediante la respiración y el control de ésta, es decir, la práctica del pranayama. Su objetivo dentro del Asthanga Yoga es contribuir para que las grandes distracciones surgidas de la necesidad imperiosa de respirar (aliento vital) sean controladas. Consiguiendo un domino férreo y total de todos los procesos respiratorios, se obtiene el control de la mente.

La disciplina del pranayama está basada en uno de los grandes descubrimientos del Yoga: el Prana, que es la energía vital que fluye por el organismo y cumple con cinco funciones o prana vayus principales y otras cinco secundarias, que activan todo el sistema energético:

  1. Prana vayu: su función es absorber la energía a través de la respiración. Se sitúa en el pecho y tiene dirección ascendente. Es responsable del funcionamiento del corazón y los pulmones. Se asocia con los órganos de la respiración y el habla, y también con la garganta, sus músculos y nervios
  2. Apana vayu: su función es expulsar los resíduos y toxinas. Se sitúa en el abdomen y la pelvis y su dirección es descendente. Proporciona energía al intestino grueso, riñones, ano y genitales. Es responsable de la menstruación y la eyaculación.
  3. Samana vayu: situado entre el coracón y el ombligo. su función es digerir y asimilar el prana de los alimentos a través del estómago, hígado, pancreas e intestinos. Este prana también activa el corazón y el sistema circulatorio.
  4. Udana vayu: controla el área del cuerpo de cuello hacia arriba, y es el encargado de activar todos los receptores sensoriales, como ojos, nariz, oidos. También armoniza y activa extremidades, así como todos sus músculos, ligamentos, nervios y articulaciones. Se mueve de forma circular a través de las extremidades.
  5. Vyana vayu: está por todo el cuerpo, regulando y controlando los movimientos. Su función es integrar y coordinar el funcionamiento de las demás. Distribuye el prana por todo el cuerpo y le da coherencia.

Los cinco secundarios son:

  1. Kurma, responsable del parpadeo de los ojos.
  2. Krikala, responsable del bostezo y la tos. Despierta el hambre y la sed.
  3. Devadatta, responsable del estornudo.
  4. Naga, responsable del hipo, eructo y vómito.
  5. Dhananjaya, responsable de la hinchazón y la disgregación corporal después de la muerte.

Si una de las funciones se desequilibra por exceso o por defecto, las demás se ven afectadas en su funcionamiento.

Los pranayamas principales son:

  1. Kapalabhati: es un ejercicio que tiene el efecto de hiperventilar los pulmones. Consiste en realizar exhalaciones forzadas por la nariz. Con ello limpiamos los pulmones.
  2. Anuloma-Viloma: consiste en respiraciones alternas entre ambas fosas nasales con retenciones entre ellas. Se inhala y exhala por una fosa nasal, se retiene y se exhala e inhala por la otra, volviendo a la retención. Con ello activamos los canales ida y pingala, que ya vimos.
  3. Bhastrika: consiste en inspirar de manera profunda y expulsar el aire a gran velocidad. Esto se repite de 30 a 40 veces por minuto.
  4. Suryabheda: respiracion consistente en inspirar por la fosa nasal derecha y la exhalación por la izquierda.

Carlos Moreno
Instructor de Yoga

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s